90años      SALESIANAS  90 AÑOS   EN POPAYAN

Educando generaciones femeninas para que sean líderes en la sociedad payanesa.

 Ya han pasado 9 décadas desde cuando las HIJAS DE MARIA AUXILIADORA llegaron a la ciudad de Popayán y abrieron sus puertas por primera vez. Un colegio que se ha puesto al servicio de la educación con un estilo propio: el Sistema Preventivo de Don Juan Bosco y Madre Mazzarello, herencia que se ha hecho visible en nuestra casa salesiana donde vivenciamos la razón, la religión y la amabilidad como un sueño hecho realidad de nuestro fundador y que está centrado en el humanismo que toca el corazón de cada joven y cada miembro de nuestra gran familia salesiana.

Los inicios.

 Las Hijas de María Auxiliadora, más conocidas como Salesianas, llegaron a la Ciudad Blanca procedentes de la ciudad de Bogotá gracias a la gestión realizada por Don Carlos Vernaza, Gobernador del Departamento y el Arzobispo Maxilano Crespo ante la Provincial de entonces para la comunidad, la Hermana Serafina Botto.

Se inicia la obra educativa con cuatro hermanas fundadoras: la Directora Concepción Ospina y las maestras Sor Camila Vélez, Sor Dolores González y la Administradora Paulina Busca (italiana), quienes dan vida desde el 14 de febrero de 1928 a esta obra educativa de manera ininterrumpida, la que se ha mantenido activa en su compromiso por la misión entre las jóvenes, que se inició con cien niñas para la formación en modistería y comercio. Para esta época se estudiaba en el calendario B y su sede se encontraba en el emblemático Claustro de la Encarnación en el corazón de la ciudad.

Para nuestra Institución Educativa del Sagrado Corazón de Jesús la presencia de la hermana Concha Ospina fue significativa e importante por ser hermana de Presidente de la Republica Mariano Ospina Pérez, lo que le permitió un papel preponderante e hizo que se apreciara la educación que se impartía por parte del Maestro Guillermo León Valencia, quien a partir de esta ocasión se convierte en un asiduo bienhechor. (Cronohistoria FMA tomo I)

Consolidación del Carisma Salesiano.

 Apostar por una educación que responda a los retos de los tiempos actuales fue una de las decisiones que apoyaron tanto la ciudadanía como las autoridades en su momento. Esto marcó tiempos dejando huellas e hitos históricos dentro del proceso que ya daba sus primeros frutos desde sus inicios en 1930, ya que respondía a las necesidades de las jóvenes de ese tiempo y donde se tenían las primeras jóvenes graduadas en comercio. El primer cambio se daría en 1949, ya que se exploraban nuevas alternativas y un nuevo enfoque para una nueva opción centrada en la formación académica.

Fueron muchas generaciones que pasaron por el Claustro donde hoy funciona la Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca, un espacio educativo que respondía a la exigencia de la educación hasta el momento.  Pero pronto con visión de futuro se daría un cambio de sede, lo cual ocurrió el 7 de octubre de 1972 en la zona norte de la ciudad y en un ambiente campestre, además con un cambio al calendario A que rige desde el año 2002.

La nueva sede  necesitaba  de ideas innovadoras, de personas  con una visión futurista y un nuevo  enfoque, que tendría su eje  principal en el afianzamiento de la infraestructura de la Institución Educativa  y con la ayuda de los padres de familia organizados a través de la Asociación de Padres de Familia - APF, quienes desde entonces y por cerca de 40 años han venido trabajando de manera continua y en unión de la comunidad salesiana de las Hijas de María Auxiliadora  han realizado  distintas actividades para hacer posible la adecuación de  los espacios y el mejoramiento de la infraestructura  para que las niñas logren un ambiente ideal para la educación, obteniendo el embellecimiento y  construcción de ambientes como  la Capilla, el Auditorio, la Piscina, el Coliseo, el Patio Salón, la cubierta del andén de acceso y en general, darle la estructura de lo que hoy tenemos y ofrecemos.

Recientemente se ha embellecido la planta física gracias a la inversión de recursos por parte de la Secretaría de Educación de la Alcaldía Municipal, propósito de la Administración para las instituciones oficiales de la cual hemos sido beneficiados en el camino de ser mejor entre los mejores.

Una Institución Educativa en continuo crecimiento.

 El nuevo milenio trajo nuevas expectativas en la búsqueda de la consolidación de procesos educativos con la aplicación de metodologías que den respuesta a los desafíos suscitados por la cultura y el ambiente incipiente de cambios.  Para nosotros, la educación tiene por objetivo final e importante la formación del ser humano, por ende, la primacía de valores humanos, espirituales y cristianos que dan fuerza nuestro lema: “ser buenas cristianas, honestas y competentes ciudadanas”, haciendo énfasis para que todos nuestros esfuerzos lleven a que las jóvenes sean protagonistas en la sociedad y crear espacios donde la palabra sea el escenario para un cambio real y concreto de la realidad.

Una bandera importante que ha requerido de todas las energías para alcanzar la meta de nuestra misión es la búsqueda de la excelencia académica para que nuestras estudiantes, al finalizar el grado once, puedan acceder a la universidad por su desempeño en altos estándares y competencias que las habilitan para su ingreso, logro ya que las estadistas muestran con muy buenos resultados. (Compilación de datos I.E 2018).

La educación humanista que lleva a las jóvenes a vivir campos fundamentales en lo espiritual y en lo social para ser fermento en la masa es su compromiso y desafío de dar a conocer y compartir el amor a la vida y la esperanza de un futuro mejor, lo que lleva actualmente a un grupo de 25 niñas, acompañadas por una hermana, a hacer trabajo social a través del oratorio en El Ortigal, la María Oriente y Villa Colombia, los días sábado y domingo.

Grandes desafíos.

  • Los tiempos han cambiado, las nuevas generaciones tienen diferentes percepciones de la forma como estamos llamados a construir una nueva sociedad, las relaciones entre pares o con la familia requieren de un nuevo tratamiento que desafía a la Institución Educativa, convirtiéndose éste en urgente trabajo colaborativo que hace necesario una revisión al Manual de Convivencia, a lo que llamamos “Modo Convivencia”, que no es otra cosa que buscar los criterios  que definen  el rol  de cada miembro de la comunidad Educativa y su responsabilidad  y compromiso  con la misma.   
  • Las nuevas generaciones que llegan son digitales y se necesita el uso de nuevas herramientas tecnológicas para estar al día con los tiempos actuales y sus desafíos, por eso estamos pensando en adaptaciones como mesas táctiles inteligentes para preescolar, primero y segundo de primaria.
  • En cuanto al bachillerato, queremos incursionar en estas nuevas tecnologías y en el manejo de la información, ya que son novedades a las cuales debemos estar preparados y usarlas como herramienta de formación, para lo cual se está pensado en dotar de un laboratorio virtual para todo lo concerniente a la química para mejorar y ampliar el conocimiento acorde con los tiempos de hoy.
  • Buscamos desarrollar estrategias para tiempos nuevos y alcanzar así altos estándares en el caso del inglés y el bilingüismo, el cual seguirá fortaleciéndose en nuestra Institución educativa, sabiendo que ha estado en lugares estratégicos y donde queremos potenciar para que sea bandera de los tiempos nuevos en la actualización de nuevos aspectos culturales.

Un ambiente propicio para nuevos tiempos.

 El ambiente educativo en el carisma salesiano es un camino pedagógico y como espacio es para los jóvenes fundamental donde la alegría, fruto de la valoración positiva de la existencia, constituye una atmosfera de fondo de la familiaridad entre jóvenes y adultos.  Además de ser el camino privilegiado para la formación en la responsabilidad social. (LOME FMA 2005)

Entre otros desafíos tenemos que explorar los campos inéditos de la neurociencia, donde apenas nos estamos asomando y haciendo los primeros intentos para llegar a competir como se nos ha propuesto desde el Gobierno Nacional para el año 2025: “Colombia, la más educada”.

Con la celebración de estos 90 años queremos potenciar un dinamismo interno en los corazones de todos los integrantes de nuestra Institución Educativa:  Estudiantes, Docentes, Padres de Familia, Exalumnas, porque soñamos con una articulación que dé respuestas significativas a todos los desafíos de los nuevos tiempos que vivimos hoy, pero, sobre todo, para proyectarnos en el futuro como una Comunidad Educativa sólida por sus principios, experiencia que la hace creíble.

 Photo 90años Copy

Contáctenos